La sordera y ceguera del Estado tenía metas ahora claras: preparar una brutal invasión paramilitar contra todos nuestros asentamientos

El Presidente no ve ni oye nada concreto y sigue fingiendo que vive en un país sin paramilitares; los ministros se hacen los ciegos y los sordos; los órganos de control siguen en su monte Olimpo donde sólo delinquen las Farc; la secretaria jurídica de la Presidencia sigue bloqueando las comunicaciones para el Presidente y desviándolas hacia los victimarios; las demás instituciones se lavan las manos y “no saben nada”, pero tampoco les preocupa que las comunidades de paz sean destruidas.

Dejamos constancia ante el país y el mundo de los últimos crímenes perpetrados contra nuestra Comunidad de Paz:

·         El domingo 15 de enero de 2017, en las veredas La Unión, Buenos Aires, y Arenas Altas, del corregimiento de San José de Apartadó, hubo presencia masiva de contingentes paramilitares fuertemente armados y con las insignias AGC. Han venido reuniendo a pobladores de la región advirtiéndoles que si no trabajan con ellos se tienen que ir de  la zona o se mueren.

·         El mismo domingo 15 de enero de 2017, en horas de la mañana, un grupo de paramilitares fuertemente armados hizo presencia junto a las viviendas de nuestra Comunidad de Paz en la vereda la Unión, allí procedieron a amenazar de muerte  a dos miembros de nuestra Comunidad si la Comunidad se negaba a trabajar con ellos.

·         El lunes 16 de enero de 2017, un grupo paramilitar fuertemente armado  hizo presencia en la vereda las Claras del Corregimiento de San José, allí reunieron a varias personas anunciándoles que estaban obligadas a trabajar con ellos. Este mismo día los paramilitares llegaron junto a la base militar de san José y allí se les vio conversando amigablemente con los militares acantonados en dicha base.

·         Precisamente este mismo día lunes 16 de enero de 2017, en la página Web del Comando General de las Fuerzas Militares se afirmaba, con enorme capacidad de descaro y de mentira, que nuestra Comunidad de Paz está trabajando en conjunto con las fuerzas militares y que ya no pone denuncias, afirmaciones ambas totalmente falsas y malintencionadas. Se afirmaba incluso que líderes de nuestra Comunidad de Paz se reunían con los mayores asesinos que ha tenido la región de Urabá, algo que jamás hemos hecho, mucho menos con nuestros verdugos.

[Ver:http://cgfm.mil.co/-/ejercito-y-comunidad-de-san-jose-de-apartado-trabajando-por-la-seguridad-de-la-region]

·         El martes 17 de enero de 2017, un grupo de paramilitares llegó a la vivienda de varios miembros de nuestra Comunidad de Paz en la vereda Arenas Altas, advirtiendo que si la Comunidad de Paz  no se quedaba callada asesinarían a sus líderes y por consiguiente la exterminarían; que el plan ya estaba cantado.

·         Este mismo martes 17 de enero de 2017, en la vereda la Esperanza, varios paramilitares llegaron a la vivienda de Reinaldo Areiza, por quien preguntaron advirtiendo que iban por la cabeza de él, afortunadamente Areiza había salido de su vivienda el día anterior.

·         El martes 17 de enero de 2017, la fuerza pública en unión con los paramilitares realizaron un evento de integración social y de apertura en la vereda la Esperanza donde advirtieron que el desarrollo llegó y a esa hp Comunidad de Paz le había llegado su fin, al anunciar que continuarán con la construcción de la carretera que los paramilitares ya habían iniciado dos años antes; que ahora unidos terminarían dicha carretera que además es ilegal. Dicen que la van a pasar por los predios de nuestra Comunidad de Paz en dicha vereda, “nos guste o no a los integrantes de la Comunidad”.

·         El jueves 19 de enero de 2017, un grupo de paramilitares llegó a la vereda Resbalosa, allí anunciaron que tenían el control de todas las veredas, que sólo faltaban los asentamientos de esa hp de comunidad. Que tenían luz verde para dar de baja a esa hp comunidad si no se sometía a ellos. Allí anunciaron, además, que no van a admitir a informantes o sapos de ninguna clase; que van a colocar sus propios informantes para vigilar a la población civil y van a entrar a la Aldea de Paz de Mulatos por encima de quien sea. Este mismo día hubo presencia de contingentes paramilitares en las veredas La Hoz y Rodoxalí, donde además hacían presencia jefes paramilitares quienes lideraron las reuniones con las distintas juntas de las veredas.

·         Este mismo jueves 19 de enero de 2017, un grupo de paramilitares hizo  presencia en las propiedades vecinas de la Aldea de Paz Luis Eduardo Guerra, en la vereda Mulatos Medio.

·        El viernes 20 de enero de 2017, un grupo de 5 reconocidos paramilitares vestidos de civil y portando armas subieron desde Nuevo Antioquia a la vereda la Esperanza,  allí, de nuevo procuraron ingresar a la vivienda de Reinaldo Areiza quien no se encontraba en la vivienda.

Durante dos décadas hemos clamado a todas las autoridades y no han escuchado; se han hecho responsables de los varios millares de crímenes perpetrados contra la comunidad y contra el campesinado de nuestro entorno. Nuevamente le advertimos al Presidente y a todas las instituciones del Estado que deberán responder ante la historia por estos crímenes que siempre se anuncian y se cumplen sin que las instituciones hagan nada para evitarlos.

Llamamos a la Comunidad Internacional, a los órganos encargados de vigilar el cumplimiento de los numerosos pactos suscritos por el gobierno colombiano y violados cotidianamente; a las misiones diplomáticas presentes en Colombia; a las organizaciones y grupos humanitarios que siempre nos han sostenido con su talante  ético; a tantas personas que nos conocen en tan diversos rincones del mundo y que nos sostienen con su energía solidaria. Ayúdennos a detener esta barbarie y a censurar con energía y concreción a este Estado criminal.  

Pedimos auxilio, de manera apremiante, al país y al mundo.

 

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Enero 21 de 2017

 

 


 

 

Constancias: