Un Estado que no oye a las víctimas y protege a los victimarios

 ´´... familias de nuestra Comunidad de Paz,  fueron sorprendidas por la presencia de los paramilitares en dicho predio, nuestra comunidad le exigio que se retiraran de alli, a lo que los paramilitares enfurecidos se negaron, esta situacion llevo a que los acompañantes internacioanles que hacian presencia alli, se retiraran del sitio, quedando aun mas desprotegida las familias de nuestra Comunidad de Paz...``

 

 

Paramilitares anuncian incursión

´´... Distancia gigantesca entre el discurso del Gobierno sobre la Paz, y la realidad a la que somos sometidos diariamente...``.

De nuevo nuestra Comunidad de Paz, deja constancia ante la humanidad y la historia, a la ves, acude a la solidaridad Nacional e Internacional para que insten al Estado Colombiano a detener incursión paramilitar contra nuestra Comunidad de Paz y la población del entono geográfico y social anunciada por los paramilitares, brazo asesino del Estado. Los hechos son:

Derecho de Petición Nro 16 al Presidente Santos

“… No obstante tan arraigada indiferencia e indolencia que deslegitiman la letra y el espíritu de la Constitución, convirtiéndolos en fachadas ficticias, continúo dejando constancia en su despacho de los horrores vividos, que en nada reflejan un Estado de Derecho, pero que al menos la posteridad podrá juzgar a la luz de lo que se había proclamado como “ley”… ”

 

 

 

 

 

 

Bogotá, julio 23 de 2015

 

 

Doctor

JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN

-Tropas asesinas que encubren y sobornan – -Coroneles que mienten y calumnian sin medida-

No cesan las agresiones ni las calumnias y tampoco cesa nuestro progresivo asombro por la perversidad cada vez más desembozada de los agentes del Estado. Nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó se ve en la obligación de poner nuevos hechos criminales en conocimiento del país y del mundo:

La Fuerza Pública sigue delinquiendo en San José de Apartadó

De nuevo nuestros territorios son convertidos en campos de batalla y las balas siguen penetrando en cuerpos de civiles ajenos a la guerra. Una vez más colocamos ante el país y el mundo los nuevos hechos de horror que ponen en evidencia la perversidad de un Estado que pisotea su propia Constitución y le niega el más mínimo respeto a la ley. Los hechos recientes son:

Páginas